17.215 templos y 65.995 misas
   
Fachada y cúpula de la Basílica de San Pedro (detalle), ss.XVI-XVII. Ciudad del Vaticano.

Busca el horario de misa en cualquier templo o iglesia donde se celebre la Eucaristía

Fachada y cúpula de la Basílica de San Pedro (detalle), ss.XVI-XVII. Ciudad del Vaticano.

Evangelio de hoy

25 de Abril: San Marcos, evangelista

En aquel tiempo, Jesús se apareció a los once y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará. Estas son las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien». Con esto, el Señor Jesús, después de hablarles, fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios. Ellos salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban.

Comentario: Mons. Agustí CORTÉS i Soriano Obispo de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona, España)

«Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación»

Hoy habría mucho que hablar sobre la cuestión de por qué no resuena con fuerza y convicción la palabra del Evangelio, por qué guardamos los cristianos un silencio sospechoso acerca de lo que creemos, a pesar de la llamada a la “nueva evangelización”. [...]
(Mc 16,15-20)

Santoral

San Fidel

Nació en Alemania en 1577. Era muy inteligente, se doctoró en Derecho y llegó a ser un estimado profesor de Filosofía y Letras. Dedicó su vida a la abogacía y, cierto día, en un pleito le ofrecieron unas monedas para que hiciera trampas. Fidel no estaba dispuesto a vender su alma a Satanás y con 35 años se hizo religioso capuchino. Habiendo sido tan rico en su profesión, se fue a vivir con el capuchino más pobre. Le pedía a Dios que lo librara de la tibieza y su predicación sencilla conseguía grandes frutos. Lo enviaron a predicar a Suiza, cuna de protestantes calvinistas. Antes de iniciar el viaje, en su sermón anunció que sería asesinado. Así fue y en 1746 el Papa Benedicto XIV lo nombró santo.


loading
X
Instalar