17.624 templos y 66.626 misas
   
Fachada y cúpula de la Basílica de San Pedro (detalle), ss.XVI-XVII. Ciudad del Vaticano.

Busca el horario de misa en cualquier templo o iglesia donde se celebre la Eucaristía

Fachada y cúpula de la Basílica de San Pedro (detalle), ss.XVI-XVII. Ciudad del Vaticano.

Evangelio de hoy

Sábado X del tiempo ordinario

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Habéis oído también que se dijo a los antepasados: ‘No perjurarás, sino que cumplirás al Señor tus juramentos’. Pues yo digo que no juréis en modo alguno: ni por el Cielo, porque es el trono de Dios, ni por la Tierra, porque es el escabel de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran rey. Ni tampoco jures por tu cabeza, porque ni a uno solo de tus cabellos puedes hacerlo blanco o negro. Sea vuestro lenguaje: ‘Sí, sí’; ‘no, no’: que lo que pasa de aquí viene del Maligno».

Comentario: Rev. D. Jordi PASCUAL i Bancells (Salt, Girona, España)

«Sea vuestro lenguaje: ‘Sí, sí’; ‘no, no’»

Hoy continúa Jesús comentándonos los Mandamientos. Los israelitas tenían un gran respeto hacia el nombre de Dios, una veneración sagrada, porque sabían que el nombre se refiere a la persona, y Dios merece todo respeto, todo honor y toda gloria, de pensamiento, palabra y obra. [...]
(Mt 5,33-37)

Santoral

Santa María Micaela

Nació en 1809 en Madrid. Procedía de una familia muy acomodada, pero cuando aún era muy joven perdió a sus padres. Recibió una educación muy seria. Su hermano fue nombrado embajador en París, después en Bruselas y ella tuvo que acompañarlo. Aquí, mientras por las tardes y noches tenía que estar en las labores mundanas de la diplomacia, por las mañanas visitaba pobres, enfermos e iglesias muy necesitadas. Cuando regresó a España, Micaela abandonó su barrio rico y se fue a vivir con unas mujeres pobres. Tuvo como director espiritual a San Antonio María Claret, y bajo su dirección pudo progresar grandemente en santidad. En 1859, con siete compañeras, funda la Comunidad de Hermanas Adoratrices del Santísimo Sacramento para adorar a Cristo en la Eucaristía, trabajar por preservar a las muchachas en peligro y redimir a las pobres que cayeron en los vicios y en la impureza.


loading
X
Instalar