Cordero de Dios (detalle), de autor desconocido, s.XX. Parroquia de Santa Catalina de Siena, Madrid (España).
Cordero de Dios (detalle), de autor desconocido, s.XX. Parroquia de Santa Catalina de Siena, Madrid (España).

Este servicio es gratuito tanto para los usuarios como para las parroquias

Evangelio de hoy

Viernes de la octava de Pascua

En aquel tiempo, se manifestó Jesús otra vez a los discípulos a orillas del mar de Tiberíades. Se manifestó de esta manera. Estaban juntos Simón Pedro, Tomás, llamado el Mellizo, Natanael, el de Caná de Galilea, los de Zebedeo y otros dos de sus discípulos. Simón Pedro les dice: «Voy a pescar». Le contestan ellos: «También nosotros vamos contigo». Fueron y subieron a la barca, pero aquella noche no pescaron nada. Cuando ya amaneció, estaba Jesús en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Díceles Jesús: «Muchachos, ¿no tenéis pescado?». Le contestaron: «No». Él les dijo: «Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis». La echaron, pues, y ya no podían arrastrarla por la abundancia de peces. El discípulo a quien Jesús amaba dice entonces a Pedro: «Es el Señor». Simón Pedro, cuando oyó que era el Señor, se puso el vestido —pues estaba desnudo— y se lanzó al mar. Los demás discípulos vinieron en la barca, arrastrando la red con los peces; pues no distaban mucho de tierra, sino unos doscientos codos. [...] (Jn 21,1-14)

Evangelio del día comentado en evangeli.net

Santoral

San Fidel

Nació en Alemania en 1577. Era muy inteligente, se doctoró en Derecho y llegó a ser un estimado profesor de Filosofía y Letras. Dedicó su vida a la abogacía y, cierto día, en un pleito le ofrecieron unas monedas para que hiciera trampas. Fidel no estaba dispuesto a vender su alma a Satanás y con 35 años se hizo religioso capuchino. Habiendo sido tan rico en su profesión, se fue a vivir con el capuchino más pobre. Le pedía a Dios que lo librara de la tibieza y su predicación sencilla conseguía grandes frutos. Lo enviaron a predicar a Suiza, cuna de protestantes calvinistas. Antes de iniciar el viaje, en su sermón anunció que sería asesinado. Así fue y en 1746 el Papa Benedicto XIV lo nombró santo.

El santoral y el martirologio en buigle.net

Recomendamos

  • Editorial Palabra
  • Magnificat
  • Aceprensa
  • CARF
  • EDIBESA

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y el uso que se hace del mismo. Se han establecido cookies para el funcionamiento esencial de este sitio.

Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulta nuestra Política de privacidad.